domingo, 23 de agosto de 2009

Reflexiones griposas sobre el kirchnerismo

Ando engripado, así que si digo muchas giladas sepan entender... je.


Hace bastante tiempo, y en ésta experiencia algo particular que es la vinculación virtual con muchas personas en diferentes lugares del país (y algunos afuera incluso), compañeros de ruta en el sentimiento, en las alegrías y tristezas en el plano político y un poco mas, vengo escuchando -en la TV- o leyendo -en blogs fundamentalmente- frases que apuntan a un éxodo de los kirchneristas hacia la primer opción presuntamente progre que aparezca (caso Binner, por ejemplo), o incluso hacia el radicalismo u otros espacios políticos. No sólo los anti kirchneristas del anti peronismo dicen ésto, muchos que se reconocen peronistas nos acusan de lo que ellos mismos auguran.

Creo que he hablado bastante acerca de mis experiencias, pero quiero reflexionar -cortito y al pie- un poco sobre éste tema.

En lo personal, el kirchnerismo me acercó al peronismo como nadie logró acercarme antes. Sé muy bien que no soy el único al que le pasó. No tengo intención de ser aceptado sin ser yo mismo, si eso cuesta dejar atrás mis convicciones, y tampoco pretendo seguir un dogma, es algo que nunca hice y no voy a hacer. Y también tengo errores y puedo cambiar de parecer, y no me interesa ser juzgado por un tribunal blanco-ala, pero hay cosas que no se negocian. Soy kirchnerista porque creo que el kirchnerismo rescata los valores fundamentales del movimiento popular que nació a mediados del siglo XX en Argentina y que comprendió mejor que nadie el dolor y las necesidades de los trabajadores y los humildes, soy tambien de izquierda, pero eso no me acerca en absoluto a los falsos socialismos argentinos que defendieron históricamente los intereses del poder económico, hoy mas evidente que nunca jamás. No creo incompatibles esas dos cosas. Sé que el kirchnerismo está muy en deuda aún con aquel peronismo, pero tengo confianza en los hombres del oficialismo y fundamentalmente en Nestor y Cristina Kirchner en que existe la inquietud de un país mas justo e igualitario, que hay incomodidad en que sigan existiendo necesidades en nuestro país. No me saldría de esa linea jamás, entiéndase que jamás podría apoyar a personas o agrupaciones que hayan hecho pagar con el sufrimiento de los pobres y los laburantes la salvación de aquellos que Evita sin duda calificaría como oligarcas, ni a los que reprimieron protestas, ni a los que hicieron cerrar fábricas y perder laburos, los que piden recorte, baja de impuestos, los que hablan de consenso y diálogo con aquellos que defienden los intereses de las grandes corporaciones y el poder económico. Muchos creen que esas convicciones van a hacer que muchos migremos -dando por sentado que el kirchnerismo ha muerto- hacia algún partido o movimiento que, según su visión, las representan. Y creo que ahí se equivocan, porque no se detienen a pensar por que muchos nos hicimos kirchneristas y -creo que inevitablemente e inseparablemente- peronistas.

En sintonía con aquel peronismo histórico, muchos de los que vemos el mundo y el país como un todo y no una individualidad, nos vimos a lo largo de los años (muchos o pocos) defraudados por los que decían defender los intereses de todos los argentinos, y cuando digo todos incluyo por supuesto a los que se quedaron afuera. El kirchnerismo reabrió las fábricas, generó millones de puestos de trabajo, hizo que muchos jóvenes pudieran volver a las escuelas y las universidades y en condiciones dignas, que los maestros cobraran un sueldo mejor, devolvió lo que le habían arrancado a los jubilados y a los que no habían podido jubilarse pero lo eran por derecho, reflotó proyectos que habían sido olvidados y arrancó la mordaza que nos obligaron a ponernos entre dictadores y demócratas. La gente volvió a salir a las calles sin ser reprimida, incluso los mayores y mas violentos detractores del gobierno, lejos de ser humildes y excluídos, fueron respetados por éste oficialismo en su derecho a la protesta. Pero, quizá lo mas interesante, muchos no quisieron volver a salir a la calle, nos olvidamos de la carpa blanca y de Norma Plá. Llegaron los cacerolazos y de todos modos y a pesar de las agresiones y los ninguneos los toleramos. Algunos todavía no entienden por que nos alegra que el fútbol vuelva a ser de los argentinos, hablan de pobreza y no comprenden que hay mas justicia con los pobres aunque cueste 600 millones de dólares en igualar las posibilidades pasando el fútbol por la televisión abierta que subsidiando por igual suma a las escuelas privadas de Capital Federal. Muchos siguen pensando en términos de sidra y pan dulce, de alpargatas sí y libros no. No entienden y no nos entienden. Y nos acusan de incoherentes.

El kirchnerismo como fenómeno revitalizador del peronismo no terminó, recién empieza. No sé cuántos seremos, pero no todos vamos a dejar que nos lleven por delante. Independientemente de su color partidario o su filiación política.


Fuentes:

Imagen:
http://www.portalplanetasedna.com.ar/archivos_varios2/virus_gripe.jpg

.

11 comentarios:

  1. Comparto totalmente y que te mejores Martin

    ResponderEliminar
  2. Che loco, que te agarre gripe más seguido. Me atrevería a decir que en un 99,99% (números del indek) me siento identificado con esta descripción que haces.

    "No estamos muertos, estamos mirando fútbol..."

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. "El kirchnerismo como fenómeno revitalizador del peronismo no terminó, recién empieza." Absolutamente de acuerdo, Martín, se nota que la gripe no te afecta la sensatez. De todos modos abrigáte, hacé reposo y no tomes frío, que agosto es traicionero. Desde el Gran La Plata, mi compañero y yo te deseamos una pronta mejoría

    ResponderEliminar
  4. Vea, amigo:

    El fútbol no me interesa en absoluto; es más lo considero "el opio de los pueblos", pero debo reconocer que son amplia mayoría sus simpatizantes.

    Desde mi egoísmo sé que deberé apagar TV y radio en cada fecha que haya partidos.
    La democracia es así, y si la mayoría lo disfruta solo deberé hacer pequeños cambios en mi rutina.
    Si hubiera sido ANTES de las últimas elecciones creo que los resultados hubieran sido distintos.
    Estoy viendo que, ahora, los K recuperaron votantes.

    ¿Que significa esta perorata?

    ¡¡¡Que me alegro que el fútbol esté disponible para todos!!!

    Esto es humor, pero vale como cierre. <=Clic

    PD: Que te mejores.

    ResponderEliminar
  5. La del fútbol es una buena noticia.
    Viene a ratificar que el poder de la influencia mediática, por más impresionante que sea, no alcanza el carácter de absoluto si el humor colectivo deja de condecir completamente con sus aspiraciones ideológico-comerciales. En el caso de la estatización o reformulación de las transmisiones del fútbol, por ejemplo, aun quienes ven en el oficialismo al mismísimo diablo reconocen que, de última, ésta es una batalla entre Al Capone y Lucky Luciano.
    Dejémoslo en duda: habría que ver si partidos de fútbol oficiales por televisión abierta, o a través del cable instalado en más de la mitad de los hogares argentinos, no es considerado “necesidad” por la inmensa masa social de un país donde el fútbol es una de las muy pocas cosas en que puede reconocerse como potencia mundial. Por algo, qué curioso, no hay o no se difundieron encuestas a propósito de qué piensa “la gente”> en torno de que se acabó el contrato entre la AFA y Clarín.
    ¿Será que la mayoría de la población aprueba el hecho? Vaya uno a saber, pero podría presumirse que el espíritu de opinión masivo es, en la más crítica de las opciones, un “¿y a mí qué, con esta guerra que podría filmar Coppola?”.

    Fuente: ¿Cómo dobla la pelota?

    ResponderEliminar
  6. Usted acaba de leer mi mente y escribir ese articulo por mi. Con los Kirchner hasta el dia que me muera.

    ResponderEliminar
  7. Javier: gracias.

    Pablo: gracias también, pero ¡no me desees tener gripe! jajaja, nah, estoy mejor ;)

    Andreika: gracias, si... agosto se los lleva :P
    Bueno, por ahora estoy mejor. ¡Gracias!

    Luis: gracias. No sos el primero que le desagrada el fútbol pero se alegra por el impacto, en mi flia. mas de un@ está puteando por las 72 horas de futbol pero con la alegría de haber democratizado al menos una parte de lo que es la difusión de la información, y haber desnudado a Clarín en su afán de defender los monopolios. Victor Hugo estaba que se le reía el c..., a cada rato mencionaba que el futbol ahora era para todos.

    Reinaldo: Buen punto lo de las encuestas... muy buen punto. ¿Habrá sacado Olé alguna de sus famosas encuestas al respecto? ejem...

    Anónimo: que bueno, en serio, estaba medio volando y pensé que había escrito cualquier locura :P

    ¡Saludos a todos y gracias!

    ResponderEliminar
  8. A modo de aclaracion: el futbol no me interesa.
    Mas alla de esto, en lo personal me alegro la medida porque coincido con vos en que es una democratizacion mas. No la considero una necesidad basica, por supuesto, pero me parece importante que cualquiera (o casi) pueda mirarse un partidito sin garpar nada.
    Con respecto a tus reflexiones en gral, estoy bastaaante de acuerdo. Me gusto mucho la sintesis de medidas y actitudes buenisimas que han tenido los gobiernos de los Kirchner.
    No obstante y como no puede ser de otra forma, estoy esperando con ansias la Ley de Proteccion de Glaciares, la Ley de Medios (sera esta semana?) y la Asignacion Universal, entre otras.

    Muy buen posteo Martin, espero que estes recuperado pero se te da muy bien el sintoma gripal, jaja.

    ResponderEliminar
  9. Gracuias Sabrina.

    Aproximadamente, esperamos lo mismo del gobierno. Yo creo que, realmente, se toman las decisiones mas prudentes posible, de hecho la primera decisión lanzada dejó en coma al kirchnerismo.

    Salutes.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar.
Se agradece evitar la violencia al expresarse.