viernes, 5 de marzo de 2010

Ponele que sea un quince

Ponele que sí, ponele que sea un quince por ciento. O un diez, mirá lo que te digo. ¿Cómo haces con 4 millones de argentinos que sienten que les estuviste jodiendo la vida durante meses, y por que no años? ¿Cómo vas a hacer con esos hincha pelotas, forros y obsecuentes que en lugar de decir “no la voté” se vuelven mas asquerosamente oficialistas, que incluso idolatran a sus líderes políticos? (¡ay, el personalismo! Que horror… en sistemas parlamentarios y progresistas como el español no hay crisis económicas).


Ponele que sos gobierno ahora, ponele que los 4 millones de delirantes son oposición. ¿Cómo vas a hacer cuando se sume la oposición interna? ¿Qué vas a hacer cuándo tus socios circunstanciales ya no tengan el mismo enemigo común? ¿Cómo vas a disfrazar tus planes económicos para que el laburante no se entere de que va a cobrar menos, o que su plata va a valer menos, o que al jubilado le van a recortar un cacho de lo que pudo recuperar en los años innombrables? ¿Cómo vas a hacer para explicar los recortes educativos o para congelar los planes de viviendas? ¿Cómo vas a bajar los precios “normalizando” el INDEC? ¿Cómo vas a evitar la sojización bajando las retenciones a cero? ¿de dónde vas a sacar a los productores de carne, trigo y leche? ¿con qué vas a financiar al Estado? ¿bajando impuestos? ¿Cómo vas a pagar los intereses cuándo vayas a buscar al FMI para financiar la locura colectiva? ¿Cómo les vas a decir que no?

Mirá que hay que tener huevos para querer ser presidente. En el fondo los admiro, tan arrojados ellos, tan amantes de la institucionalidad y el republicanismo, tan altruistas, intentando recomponer –quizá– aquello que ellos mismos hicieron pelota. Pobres, calculo que muchos todavía deben de sentir culpa. Es quizá el motivo por el cual Morales habla de pobreza, Bullrich de desempleo, Menem de jubilaciones, Duhalde de justicia social y Rodríguez Saa de default. O la fiscal de la dictadura, Elisa Carrió, de justicia y DDHH. Debe ser duro pasar tantos años pensando “¿Cómo fui capaz de hacer algo así? ¿tan hijo/a de puta soy?”. Y por eso vuelven, claro. Y todos sueñan con ser presidentes, no hay uno que no se anote, si hasta Alfonsín Jr. viene a hablar de inflación. Todos traídos por la culpa, los que se iban a ir pero se quedaron. Hay que tener huevos, eh. Mirá que hay que tener huevos para pensar hacer todo eso y con cuatro millones de tipos y minas con cuatro millones de razones para salir a la calle… Vos ponele que sea un quince nomás.


14 comentarios:

  1. muy buen post. impecables las referencias internas y externas a los propios discursos de quienes se oponen.
    es más que un 15%, y la mayoría somos los que durante los 90 estuvimos en la calle resisitiendo como se podía, como dice Hebe, poniendo lo único que teníamos, el cuerpo.

    Hoy somos la mierda oficialista y mañana los desestabilizadores de siempre... no importa no vamos a dejar de creer, esa es la diferencia

    saludos

    ResponderEliminar
  2. ....más que huevos, hay que tener la cara dura.
    Pero bueno, las caras duras y la amnesia blanda de unos cuantos.

    ResponderEliminar
  3. Yo no la voté.
    Ni tampoco a Menem.
    Ni vivé a Galtieri en la plaza.
    Soy un argentino atípico.

    ResponderEliminar
  4. yo no la voté pero hoy estoy inoculado de kirchnerismo, dificil que vaya a votar otra opción en los años próximos, el kirchnerismo quizá pierda la próxima elección pero consolidó una intensidad de adherentes que no tiene ninguna otra expresión política

    ResponderEliminar
  5. germencaBariense, Heberto Jorge o quien carajo seas (porque sos de Capital, idiota): No boludo, vos sos un argentino típico, un pobre salame que se cree langa y se imagina presidente, y que está todo el día boludeando en una computadora.
    Algún día vas a tener que hacer algo útil para tu país, parásito, dejá de vivir gratis, inútil de mierda.
    Creeme que decidí dejarte pasar éste comentario para que te quede claro lo que pienso, porque me parece inédita tu enfermedad. Solamente un enfermo mental, un psicótico, puede escribir todos los días 2 o 3 veces en un blog en el que no le publican un sólo comentario, muchos no los leí, algunos otros sí. En algunos me insultaste, me agrediste personalmente, solamente porque expreso mis ideas en un blog. Vos sos la expresión mas clara del auténtico argentino de mierda, la basura de éste país, el sorete que no se hace cargo de nada, que se hace el pelotudo y mira para otro lado, que nunca cagó a nadie porque es un patriota y acusa a los demás porque no tiene un puto espejo en la casa. Vos sos un pelotudo y un reverendo hijo de mil puta, un resentido y obsesivo que se cree que es progresista por votar a Fernando Iglesias y no asumirlo, boludo, lo tuyo es patológico y nunca mas te voy a dar cabida, considerate afortunado por ser publicado en un blog de un peronista que tiene los huevos de decir lo que piensa y asumirlo, soy mucho mejor que vos sólo por eso y que vos aparezcas publicado acá es un halago para tu pequeñez, no sé si sos un pendejo, si son "un grupo" indignado porque "yo me digo progresista", me chupa tres huevos lo que vos pienses ¿no te diste cuenta?, me preocupa que exista gente tan enferma, sos un pobre enfermo mental y un cagón, y ojalá no nos encontremos nunca por esas casualidades de la vida. Y si tu obsesión es conmigo, no soy puto, entendelo boludo, no es mi culpa que no me seduzca tu culo.
    Chau boludo, desde ahora y para siempre serás spam.

    -----------------------------

    ResponderEliminar
  6. Gonzalo: Sí, yo creo mas o menos lo mismo. Creo que somos mas, creo que muchos se equivocan al compararnos con el menemismo porque acá hay un voto asumido y hay una convicción clara, hay militancia en muchas formas y con muchos matices, hay una sorprendente "transversalidad no buscada" (muchos no peronistas que apoyan y muchos que no éramos peronistas y nos hicimos gracias al gobierno), hay apoyo de sectores clave de la sociedad con fuerte presencia en la vida política. Pero no es joda, eso está claro. La situación es difícil. Lo que tienen que tener claro muchos es que no pueden borrar la historia de un plumazo, nunca lo pudieron hacer, parece que no comprenden. Salvando las diferencias, quisieron borrar a Perón y al peronismo prohibiendo que se lo nombrara, quisieron desterrar las ideas con picanas, ahora creen que van a callar a un montón de gente que piensa distinto a ellos y que todos vamos a decir "ah, que bueno, echen a la presidenta, recorten el presupuesto nomás, hagan lo que quieran que nos quedamos en casa". Que crean eso, está bien. Por eso, que le pongan un quince, no hay drama, a ver como hacen.

    Ram: Mirá, lo triste es la amnesia de mucho forro suelto, tenés razón en eso. Pero lo que yo quise decir irónicamente es que no están haciendo mas que cavarse su propia fosa. Pensá en cualquier escenario en el que algún sector opositor tome el control del gobierno, como sea. A menos que tengan tanques y fusiles de su lado, tiendo a pensar que no les va a ser fácil callarnos a unos cuantos millones de argentinos que nos sentimos avasallados. Bastantes problemas van a tener ya sacándose los ojos entre ellos. A veces hay que pensar que todo lo que hagas te puede volver, y quizá quien te dice, multiplicado.

    Inmanente: La realidad dice que el oficialismo tomó un país y entrega otro. Los pelotudos ironizan con el INDEC que decidieron ellos mismos que antes con Menem, Duhalde y De la Rúa era creíble y ahora no (porque los argentinos somos técnicos, presidentes y expertos en estadística y cálculos numéricos), pero la realidad no se puede tapar. La historia va a contar que Argentina en 2003 tenía récords de pobreza y desempleo, que tenía déficit, que tenía reservas inexistentes, que había entrado en default, que era un caos social insoportable y que venía de muertes de a decenas de los años anteriores. A menos que la cuente un mentiroso, la historia va a tener que contar esto, porque son datos de la realidad, no son especulaciones ni interpretaciones. Y creo que mas de un boludo se va a arrepentir de lo que hizo, aunque no sé, porque los argentinos no tenemos memoria ni conciencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Amigos... lo que hace toda esa bolsa de gatos de los distintas agrupaciones políticas es solo poner palos en la rueda, porqué creen que les servirá para poder ser gobierno, están ávidos de venganza..dado que Néstor y Cristina trabajaron bien y seguirán asi...restándoles posibilidades a ellos...pero no se dan cuenta que esto se les vuelve en contra...no me queda duda que tanto Néstor cómo Cristina estan subiendo en popularidad...ya verán...
    Un abrazo...venceremos...

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno Martín!
    No sé cómo seguirá la cosa, y no dejaremos de luchar, pero la cosa se puede poner fea. Hay cosas que no sé si decirlas por no avivar al enemigo. Tal vez ya lo tienen claro y no se lee en ninguna parte... Pero si pensamos en el futuro y las distintas elecciones, se juegan cosas interesantes. Ahora todo va a ser distinto, no se sí para bien o para mal, mas que nada dependerá de cómo se pare cada uno. Pero lo que si generaron Nestor y Cristina es una posición que no depende exclusivamente del arreglo peronista, si no de un proyecto de inclusión en un marco realista. Así que el "clientelismo" por conveniencia directa a menguado mucho, claro que esa también es una de las patas que le a jugado en contra por ejemplo en la provincia de bs as.
    No sé cómo se puede armar la discusión, pero me gustaría que lográramos discutir cómo ayudar al proyecto, que aunque no sea un proyecto super claro y cerrado con moño, intenta y está armando una base, un piso.

    Siga ahí Martín! Y no te calentés tanto con los oligofrenicos o los que lo aparentan porque quizás buscan eso, la polarización. Calentarnos, y luego acusarnos de violentos cuando quizás son los que al acusarte te pegan un tiro en un cuarto oscuro y nunca habrá pruebas. Lo mejor es que se queden solos, aislarlos, que se queden vociferando en el aire y que no nos hagan perder el tiempo.
    Simplemente cerremosles la puerta, si de paso le das en la ñata no está mal...

    abrazo

    ResponderEliminar
  9. Marianike: Ojalá que se cumpla lo que comentás al final. Yo veo todo muy difícil, pero también con la certeza de que hay una base sólida (que otros podrán o no compartir) que sustenta lo que nosotros defendemos. Ojalá eso pese, se pueda ponderar. No digo que no haya que mejorar, digo que hay que pensar, comparar, tener memoria, mirar lo que pasa en el mundo pero todo, también lo malo, también lo bueno en Argentina, ¿tiene que venir Hillary Clinton a decir que Argentina manejó bien el tema de la deuda?. No puede ser que como pueblo no podamos valorar lo bueno que hacen los gobiernos (éste y los anteriores) y tengamos una actitud tan bipolar y destructiva.

    Ricardo: ¡Gracias!

    Fede: Gracias. Claro que no vamos a dejar de luchar, porque ésta lucha es algo que no depende sólamente del oficialismo. Y ahí esta una de las cosas a considerar, no es sólo el gobierno de hoy, no son sólo Néstor y Cristina a quienes les estaremos eternamente agradecidos, es la política, la lucha por un país mas justo, mas redistributivo, con justicia social y trabajo. Aunque lograran sacar del medio a Néstor y Cristina, la lucha no termina. Nunca terminó, al peronismo lo proscribieron, lo bombardearon, lo torturaron, y volvió, las causas no se abandonan, las causas son el producto de la necesidad de los pueblos de vivir mejor. Lamento que muchos no puedan valorar que hoy estamos mejor, que el hecho de que falte, de que haya cosas que se pueden discutir si estuvieron bien hechas o mas o menos o mal no implican que todo sea una mierda. El gobierno tomó nota de que faltó asistencia social, pero creo que eso tampoco va a solucionar la carga de irracionalidad en un sector de la población (que no es todo, claro) que no puede ni quiere ver el lado bueno.
    Ojalá yo supiera como ayudar efectivamente a sostener el proyecto, creo que hay que invitar a todos a pensar, a tomar una actitud mas crítica y mas ecuánime, quizá haya que movilizarse para demostrar que no somos pocos, quizá haya que pedirle al gobierno que trate de bajar la confrontación y abrir el debate para ganar con la palabra... sinceramente, no lo sé. Creo que hay razones de sobra para defender el modelo, y seguiremos ahí.
    Lo de los oligofrénicos es algo que usualmente no me afecta, pero mi reacción es mas que nada contra todos los anónimos, los que dan la cara también. Estoy cansado de los que vienen a llorarte a contarte lo mal que están, son mentirosos, uno sabe perfectamente que están mejor que nunca, eso jode, hay gente que todavía la pasa mal en serio en Argentina. Y encima te estigmatizan por pensar de una forma, deciden que es ser progresista, como hay que conducirse por la vida, te quieren dar clases de historia... uno termina estallando por algún lado. Pero tenés razón, no hay que caer tampoco.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  10. muy bueno firmo.

    es increíble el "arco opositor" que va desde el alz de pino, pasando por cromagnón lozano, frida estenssoro, magoo stolbizer, el clon trucho de alfonsín, y toda la lacra que va de estúpida a hija de puta, pasando por delincuente.

    realmente no se puede creer.

    ResponderEliminar
  11. Totalmente Diego, es escalofriante. Lo repito una y otra vez: me preocupa mucho mas la oposición que el oficialismo. Si el gobierno se va en todo caso son las reglas de la democracia, la gente elige, y bueh. Pero lo que hay enfrente es una cosa espantosa, un rejunte de izquierdas y derechas, de peronistas (?) y antiperonistas, yo veía recién esa mesa con Estenssoro, Rodriguez Saa, Chiche Duhalde, Giustiniani, Morales... ¿que es eso? ¿como se puede aprobar ese mamarracho?

    Salutes.

    ResponderEliminar
  12. El posteo me parecio buenisimo y coincido a full, pero perdon... Tu respuesta al germen trucho... Es buenisima!!! Si, es cierto que es una explosión pero somos humanos, cual es? La verdad que te felicito y suscribo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Sabrina. Igual, no se merece ni eso.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar.
Se agradece evitar la violencia al expresarse.